HERBARIO

Salvia officinalis

  • Nombre vulgar: Salvia
  • Nombre científico: Salvia Officinalis
  • Familia: Labiadas (Lamiaceae)
  • Hábitat: Es nativa de la región mediterránea, aunque se ha naturalizado en muchos lugares del mundo. Tiene una larga tradición tanto de usos medicinales como culinarios y durante los últimos tiempos se utiliza también como ornamental en los jardines. Se encuentra en la Europa mediterránea, en sitios rocosos y herbazales secos, desde el nivel del mar hasta zonas montañosas. Tiene preferencia por los terrenos poco productivos y poco fértiles.
  • Descripción: Hierba de hasta 70 cm de altura. Tallos en gran número, tomentosos grisáceos. Hojas pecioladas, oblongas o lanceoladas con el envés blanco pubescente. Flores de color violeta o azulado o rosa blanquecino agrupadas en espigas de verticilos bastante separados de hasta 10 flores cada uno. Corola de hasta 3 cm, con el labio superior, a diferencia de otras salvias vistas anteriormente, plano. Cáliz no pegajoso y el doble de corto que la corola.

Composición

  • Aceite esencial (1-3%): tuyona (35-50%)* (contiene alfa y beta tuyona), 1,8-cineol (14%), pineno, borneol, alcanfor, cariofileno, acetato de linalilo, salveno, diterpenos amargos (carnosol); triterpenos. * Contiene tuyona, que la contraindica para el embarazo. Otras salvias tienen un porcentaje menor en este componente.
  • Taninos
  • Ácido rosmarínico
  • Flavonoides

Beneficios medicinales de la salvia

La salvia se utiliza en la medicina tradicional desde hace siglos, así como en las artes culinarias. Es una planta medicinal con propiedades antisépticas y antibióticas. Su infusión es digestiva, carminativa y antivomitiva. Excelente contra el exceso de sudoración. Cicatrizante. Tonificante del sistema nervioso, para bajar la fiebre, menopausia y otras afectaciones.

  • Función bactericida contra las afecciones respiratorias en general (resfriados, dolor de garganta, tos). En uso externo estas propiedades desinfectantes se utilizan para cicatrizar úlceras y heridas.
  • Tiene propiedades carminativas, estomacales, anti-diarreicas, antivomitivas, antiespasmódicas y evita las putrefacciones intestinales. Todo ello la hace adecuada en el tratamiento de diferentes afecciones digestivas.
  • La salvia ayuda a otras hierbas a reducir la sensación de opresión nerviosa en la parte alta del estómago.
  • Indicado para el tratamiento natural de la hiperhidrosis (exceso de sudoración).
  • Atenua los problemas menstruales. Tiene cierto efecto para compensar los cambios hormonales que se producen durante el climaterio y la menopausia.
  • Rebaja ligeramente los dolores de la menstruación y facilita el vaciado, evitando los problemas colateres que origina como dolores decabeza, estómago, retención de líquidos e irritabilidad general.
  • Los baños de asiento con salvia mejoran la leucorrea o flujo vaginal excesivo y ayuda a combatir infecciones vaginales derivadas de ésta.
  • Tradicionalmente la salvia se considera tonificante del sistema nervioso en estados de depresión, cansancio, estudiantes en época de exámenes, astenia primaveral, decaimiento o pasividad.
  • Se ha descrito que las infusiones de salvia ayudan a disminuir la fiebre de forma natural.
  • La salvia ayuda a la conservación de la acetilcolina, uno de los principales neurotransmisores, por lo que las infusiones de esta planta podrían ayudar al mejor funcionamiento de la mente en los enfermos de Alzheimer.
  • Por sus propiedades hipoglucemiantes su uso disminuye la cantidad de azúcar en la sangre. Deben utilizarla los diabéticos. Se debe consultar con el médico porque puede modificar la medicación.

USO EXTERNO

  • Cicatrizante y bactericida: (úlceras, cortes, heridas, ampollas en los pies y en las manos, pie diabético,etc) Para favorecer la cicatrización de las heridas cerradas y las úlceras, impidiendo que esta herida pudiera infectarse.
  • Resulta interesante realizar una infusión de cucharada y media de hierba seca para el tratamiento de las úlceras de la boca (Realizar enjuagues bucales o gargarismos con esta preparación. No tragar el líquido).
  • Relajante muscular: Muy útil como relajante muscular, en dolores producidos por estiramientos o esfuerzos demasiado grandes sin preparación previa.
  • Un baño de pies con salvia y romero resulta ideal para desinflamar, relajar y descansar los pies, después de una larga marcha.
  • Podemos realizar enjuagues bucales para fortalecer las encías disminuyendo el sangrado. También podemos utilizar las hojas frescas para frotar las encías y los dientes y conseguir el mismo resultado.
  • La infusión de sus hojas, mezcladas con las del romero y tomillo, da vigor y brillo al cabello.

 

Contraindicaciones

Por sus propiedades abortivas, los preparados de salvia no deben tomarse durante el embarazo. La salvia contiene tuyona (tujona), alfa-tuyona, beta-tuyona, ácido elágico y ácido oleanólico, todos ellos capaces de provocar el parto. Entre estos componentes, el más abundante es la tujona. Sin embargo, las embarazadas pueden incluir la salvia en las comidas, dado que la cantidad que se puede ingerir de estos componentes es muy baja, no resulta peligrosa.

La salvia no resulta adecuada durante la lactancia. Tampoco deben tomar preparados de salvia, tanto en uso interno como externo, los niños menores de 6 años. En niños a partir de esta edad, se recomienda no administrar infusiones o preparados salvo si lo prescribe el médico. A la hora de preparar infusiones, recordar que la dosis del niño debe ser al menos de la mitad que la del adulto.

La tujona es epilectigénico, es decir es capaz de producir ataques epilépticos cuando se toma en grandes cantidades. Por ello, las personas con epilepsia no deberían tomar preparados de salvia porque podría desencadenarles algún ataque.
Por su contenido en apigenina, luteolina y estigmasterol, esta planta posee propiedades estrogénicas, es decir estimula la producción de estrógenos. Por lo tanto, no resulta adecuada en ciertas circunstancias cuando existan anomalías que dependen de una producción demasiado elevada de estos componentes, tal como ocurre en:
– Mujeres que desarrollan tumores benignos en la mamas por demasiada producción de estrógenos.
– En la hiperfoliculemia (hiperfoliculismo). Se trata de un exceso de foliculina en la sangre. Se puede producir como consecuencia de una superproducción de los ovarios o por ingestión de medicamentos. Esta anomalía puede originar desarrollo precoz en niñas, trastornos en la menstruación o metrorragia durante la menopausia.

En caso de no saber si somos alérgicos a este tipo de plantas, es mejor empezar a tomarlas en pequeñas dosis.

Aparte de una posible irritación en la piel, en personas sensibles a la salvia, el uso de las hojas de la salvia no presenta efectos secundarios cuando se utiliza en las dosis adecuadas. No obstante, deben tenerse en cuenta las propiedades estrogénicas de esta planta. Cuando se toman tratamientos con estrógenos, el uso de la salvia debe ser evitado para evitar que se potencie demasiado los efectos del tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *